Loading...
OpiniónVida Universitaria

A Facebook le hace falta una reacción

La red social más gran­de del mun­do, des­de 2016 acom­pa­ña su esta­ble­ci­do ‘Me gus­ta’ con diver­sas reac­cio­nes. Ya cuen­ta con un ‘Me enoja’, de vez en cuan­do un ‘Me enor­gu­lle­ce’, ¿pero por qué no un ‘Me pare­ce fal­so’? El pro­ble­ma de las noti­cias fal­sas aque­ja cada vez más a los que uti­li­zan las redes socia­les.

Según una encues­ta que se reali­zó a 100 estu­dian­tes de la Facul­tad de Cien­cias de la Comu­ni­ca­ción de la UANL, solo el 40% reco­no­ce el tér­mino de cibe­ran­zue­lo (o click­bait en inglés) el cual se refie­re a la tram­pa de algu­nos medios digi­ta­les para gene­rar más visi­tas, y en con­se­cuen­cia, más dine­ro. Un ejem­plo de ello son los enla­ces que tie­nen por nom­bre “noticiasreales.com” y mane­jan titu­la­res como “Mira como Peña Nie­to nos mani­pu­la con esta arma de los chi­nos”.

Ade­más, el 80% de los encues­ta­dos reco­no­ce a las redes socia­les como su prin­ci­pal fuen­te de noti­cias, aun­que resal­ta que, de ellos, el 92.5% no con­si­de­ran a medios como Ani­mal Polí­ti­co o The Guar­dian como una fuen­te con­fia­ble, sien­do que estos han des­ta­pa­do escán­da­los polí­ti­cos nacio­na­les recien­te­men­te.

Pode­mos cri­ti­car a los alum­nos que no cono­cen dichos medios tan impor­tan­tes, ¿pero qué tal al pre­si­den­te de la nación más pode­ro­sa del mun­do?

Poli­ti­fact es un sitio que mide las decla­ra­cio­nes de varios polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses divi­dién­do­las en cate­go­rías que van des­de “True” (Ver­da­de­ro) has­ta “Pants on fire” (expre­sión uti­li­za­da en “liar, liar, pants on fire” que podría tra­du­cir­se como “oso, oso, men­ti­ro­so”). Entre los cali­fi­ca­dos, por supues­to, se encuen­tra Donald Trump. Resul­ta tris­te pero con­tun­den­te el hecho de que, según esta pági­na, des­pués de su pri­mer año en el car­go, el 33% de sus dis­cur­sos estén com­pues­tos por comen­ta­rios fal­sos, segui­do de un 21% de “En su mayo­ría, fal­so”.

El pro­ble­ma de las noti­cias enga­ño­sas en EE.UU. vie­ne des­de antes de las elec­cio­nes, pues según Buzz­Feed News, tres meses antes de la cita elec­to­ral, las inter­ac­cio­nes con las noti­cias fal­sas se dis­pa­ra­ron en com­pa­ra­ción con las noti­cias más des­ta­ca­das publi­ca­das por medios como The Washing­ton Post o NBC que fue­ron a la baja.

A par­tir de los datos ante­rio­res, pode­mos deter­mi­nar lo que nos depa­ra el siguien­te año a los mexi­ca­nos a cau­sa de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Pero está en noso­tros seguir el mis­mo camino o des­viar­nos a un lugar más segu­ro.

En Ita­lia, don­de tam­bién habrá elec­cio­nes el pró­xi­mo año, ya empe­za­ron a tra­ba­jar en este aspec­to. The New York Times publi­có el pasa­do mes de octu­bre que el Gobierno, jun­to a com­pa­ñías como Face­book y la emi­so­ra nacio­nal RAI, pon­drán a prue­ba un pro­yec­to en más de 8,000 escue­las secun­da­rias don­de los estu­dian­tes apren­de­rán cómo reco­no­cer las noti­cias fal­sas y las teo­rías de cons­pi­ra­ción en línea.

¿Qué están espe­ran­do las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas en Méxi­co para poner en mar­cha un pro­yec­to como este? Por lo pron­to, dejo tres reco­men­da­cio­nes para los uni­ver­si­ta­rios (y cual­quier per­so­na que nave­ga en la red) antes de com­par­tir cual­quier con­te­ni­do noti­cio­so en redes socia­les:

  • Revi­sa la fuen­te (¿Es con­fia­ble?, ¿Está cer­ti­fi­ca­da?, ¿Tie­ne bue­na orto­gra­fía?)
  • Ana­li­za lugar, fecha y par­tí­ci­pes (¿Hace cuán­to pasó?, ¿Pasó don­de dice que pasó?, ¿Los que par­ti­ci­pa­ron tie­nen qué ver con lo que pasó?)
  • Bus­ca otras fuen­tes (¿Los perió­di­cos están hablan­do de esto?, ¿Mis líde­res de opi­nión están hablan­do de esto? ¿Quién más está hablan­do de esto?)

 

Por: Anto­nio de J. Mar­tí­nez

One comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *