Loading...
Deportes

Chivas, la hazaña del modelo nacionalista

A pocos días de conocer al nuevo campeón del fútbol mexicano, donde los dos finalistas están repletos de jugadores extranjeros, es importante destacar la grandísima labor del campeón de liga, copa, categorías sub-20 y femenil. Para el fútbol mexicano siempre es bueno que gane Chivas.

Era durante el Clausura 2016, hace año y medio, cuando Chivas jugaba sus últimos partidos de fase regular con la calculadora en la mano, peleando por no descender junto con equipos como Veracruz, Puebla, Morelia y Dorados -equipos con un presupuesto anual mucho menor a Chivas-. Fue justamente durante ese torneo cuando Chivas cumplió una década sin obtener un título de liga. Matías Almeyda es, desde su llegada en 2015 luego de dirigir en Argentina, como un ángel de la guarda para el Guadalajara. Tras la llegada del técnico argentino, Chivas acumula un título de Liga y dos de Copa MX.

A partir del torneo en curso, la Liga MX aprobó que entrara en vigor la regla 9/9, la cual permite que sean convocados nueve jugadores formados en el extranjero por nueve jugadores formados en México para cada partido. De 18 equipos de la Liga, sólo uno se despreocupa por dicha reglamentación. Desde sus inicios, Guadalajara sólo contrata jugadores mexicanos. Según Cámara Húngara, en todo el mundo sólo hay 42 instituciones que contratan sólo jugadores nacionales de entre los que destacan el Nacional de Ecuador y el Athletic Club de Bilbao, que sólo acepta jugadores vascos (como si Chivas sólo aceptara jugadores de Jalisco).

Lejos de la situación romántica que dicho modelo nacionalista puede representar para Chivas, parece darle más dificultades que beneficios. “Chivas compró a Pizarro en el doble de lo que vale, adquirió a Alan Pulido a cuatro veces más de lo que el mercado lo cotiza y pagó 2.4 veces más por lo que los agentes tasaban a Carlos Peña.” publicó Cámara Húngara. Como todos los mercados, el fútbol se ha globalizado tanto que cualquier modelo nacionalista es más caro y más difícil.

A lo largo de la historia del fútbol mexicano, se ha hablado de una pariedad en el nivel futbolístico de los equipos a pesar de que la diferencia económica entre los mismos siempre ha sido de una importante brecha. Hoy la brecha económica se hace cada vez más grande y, como en todo el mundo, la deportiva también. La deportiva ha creado una falsa ilusión de que el fútbol mexicano es mediocre y que cualquiera puede ser campeón. Resultados como que Rayados sólo perdió dos partidos en toda la temporada, contra Puebla y contra Lobos BUAP, equipos deportiva, organizacional, y económicamente muy inferiores, crean el ideal de que la brecha deportiva es más corta de lo que en realidad es. Sin embargo, equipos con un presupuesto elevado como Cruz Azul y Tijuana han tenido resultados muy pobres.

Lo cierto es que como en todo el mundo, en México los equipos con más dinero son regularmente los protagonistas del campeonato. América, Cruz Azul, Pumas, Pachuca  y por supuesto Tigres y Rayados han protagonizado las instancias finales del fútbol mexicano en los últimos años. Chivas cuenta como un caso aparte. Mientras que el resto de los equipos ya mencionados pueden tener visores en todo sudamérica e incluso Europa para contratar a cracks de la talla de Edwin Cardona, Eduardo Vargas, Dorlan Pabón, Agustín Marchesín, Jonathan Urretaviscaya o André-Pierre Gignac, Chivas tiene que manejarse en un mercado muchísimo más reducido e increíblemente más caro. Al no tener muchas opciones de compra, el resto de equipos mexicanos venden a sus jugadores al doble o triple de caros cuando se trata de ser buscados por Chivas.

La Liga MX ha sido señalada en muchísimas ocasiones como la mejor del continente por la prensa sudamericana. A lo largo del mundo, la cantidad de extranjeros en las principales ligas del mundo es un tema de discusión constante, pues entre más extranjeros permita la liga, más diversidad de jugadores y de competencia tiene y por lo tanto se vuelve más atractiva. En los principales clubes del mundo, hay pocos jugadores del país. Un ejemplo clarísimo: en el último partido de Champions League entre el Chelsea y el Atlético de Madrid, jugaron el doble de españoles (4) en el Chelsea que en el Atleti (2).

Sin embargo, lo anterior repercute en consecuencias negativas para la selección del país sede de dicha liga. Por ejemplo, el mejor Barcelona de la historia, que ganó todo en la temporada 2009-2010, tenía una base importante de jugadores españoles que fueron también la base de la selección española campeona del mundo en Sudáfrica. Las ligas de Bélgica, Polonia, Argentina y Brasil están lejos de ser las mejores del mundo, sin embargo, sus selecciones son cabezas de serie para el mundial de Rusia. La liga con mayor crecimiento económico y deportivo de los últimos 10 años es la MLS de Estados Unidos, selección que no pudo, aún en una de las confederaciones más sencillas, clasificar al mundial.

El caso de Chivas es muy particular, prácticamente único en el mundo. Mucho se hablaba de si Chivas iba a cambiar su modelo nacionalista cuando estuvo a punto de descender. Los resultados deportivos de los últimos años no han sido los acordes a su poderío económico, sin embargo su afición sigue siendo la más grande de México, mucha de la misma fundamentada precisamente en que sólo usa jugadores mexicanos. No haber cambiado su tradicional ideología en su momento más crucial mantuvo a sus seguidores siempre fieles.

Mientras sigue la espera -y la esperanza- de que el caso de la exitosa temporada de Chivas no sea un caso aislado, el debate del número de extranjeros por liga se mantiene no sólo en México y Chivas ha demostrado que apostar por el talento mexicano funciona y rinde frutos. Guadalajara es absoluto campeón del fútbol mexicano que está repleto de extranjeros, pero que ha encontrado el equilibrio 9/9 para ser el mejor de América.

 

Por: Alonso Flores

One comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *