Loading...
Opinión

El recuento de los daños: la realidad después de la peda


Sír­van­me una sopa de letras bien con­di­men­ta­da de cons­cien­cia para qui­tar­me esta cru­da de igno­ran­cia.

Días antes de noche bue­na ya se escu­cha­ban en las calles los tra­di­cio­na­les can­tos navi­de­ños, se veían men­sa­jes alu­si­vos a la fecha por todas par­tes, tele­vi­sión, cen­tros comer­cia­les, fes­ti­va­les esco­la­res, las imá­ge­nes pio­lín que man­da tu tía entre otros. Los villan­ci­cos, las tar­je­tas, los anun­cios, todos ellos nos comu­ni­ca­ban men­sa­jes de amor, paz, ilu­sión. Lo de siem­pre.

Ape­nas fue 25 de diciem­bre y ya un gru­po de afi­cio­na­dos se esta­ban par­tien­do la… la cami­se­ta por las riva­li­da­des en el fut­bol. Gran­dio­so, ¿no?, de pelí­cu­la.

Jus­to al día siguien­te, 26 de diciem­bre los medios de comu­ni­ca­ción se unie­ron para trans­mi­tir uno de los even­tos más espe­ra­dos del año, los XV’s de Ruby. En serio, no pue­do con­ti­nuar escri­bien­do sin reír al mis­mo tiem­po.

Tal even­to lo resu­mo en: peda masi­va con mucho mole, polí­ti­cos opor­tu­nis­tas, un muer­to, y obvia­men­te el gran tra­ba­jo noso­tros como mexi­ca­nos hacien­do y com­par­tien­do memes.
Si con­ti­nua­mos la cuen­ta, aho­ra vamos en el 27 de diciem­bre; ese día, pero en 1630, nace Kepler, astró­no­mo ale­mán, unos giros elíp­ti­cos del pla­ne­ta Tie­rra des­pués, en 1895 exac­ta­men­te, nace Louis Pas­teur, quí­mi­co fran­cés. Apues­to a que cono­cen a Joan Manuel Serrat, pues este tam­bién fue su “buen día”. Pero la ver­dad, esto ¿a quién le impor­ta?, mejor con­ti­nuo con el tren­ding topic.

Se ama­ne­ce con un pre­cio pro­me­dio del dólar de 20.53 pesos, falle­ce la actriz Carrie Fis­her, nos recuer­dan que entran­do el año la gaso­li­na subirá has­ta un 20% y, bueno había otras espan­to­sas noti­cias, pero deci­dí apa­gar el tele­vi­sor. La ver­dad es que no creo que ese tipo de infor­ma­ción me ayu­de de algu­na for­ma.

En sólo tres días Méxi­co se luce y así es que pode­mos enten­der el por­qué de su situa­ción.

Vea­mos esto como cuan­do sales de fies­ta bien arre­gla­do y al día siguien­te des­pier­tas en otro muni­ci­pio con una tre­men­da cru­da que ni el mole de Ruby te qui­ta. Ya de pie, el alcohol empie­za a fer­men­tar en el cuer­po mien­tras cal­cu­las cuán­to te que­da de dig­ni­dad y dine­ro para regre­sar a casa. Así ama­ne­ce­re­mos el 1 de Enero del 2017.

Hacien­do el recuen­to de daños tene­mos: un país que per­dió la fe en la admi­nis­tra­ción públi­ca, que está ate­mo­ri­za­da más que pro­te­gi­da por las fuer­zas que lo defien­den. Un país que opta volun­ta­ria­men­te por orga­ni­zar­se para ser par­te de un cir­co antes que actuar con el obje­ti­vo de mejo­rar su situa­ción social.

Aun­que no todo es la cru­da (nun­ca lo es), ama­ne­ces con un fuer­te dolor de cabe­za pero no te arre­pien­tes pues reci­bis­te una noti­fi­ca­ción de WhatsApp de la chi­ca, sí esa mis­ma que stal­kea­bas a dia­rio en Ins­ta­gram. Eso suce­dió cuan­do dejas­te de publi­car esta­dos paté­ti­cos con el hash­tag #Lau­ra­sad y te trans­for­mas­te en algo más ale­gre, para ser “digno” de hablar­le.

¿Qué pasa­ría si aho­ra com­par­ti­mos más infor­ma­ción posi­ti­va? Ima­gi­nen que es la pri­me­ra vez que tu tía deja de poner­te en evi­den­cia pre­gun­tán­do­te sobre tu situa­ción civil-emo­cio­nal y aho­ra comen­ta en la mesa que estás pro­gre­san­do en tus pro­yec­tos pro­fe­sio­na­les. Esto en vez de pro­vo­car risas filo­sas aho­ra podría con­ver­tir­se en noti­cias que ins­pi­ren a los demás.

Sobre el 2016, tene­mos que miles de mexi­ca­nos des­ta­ca­ron inter­na­cio­nal­men­te en diver­sas mate­rias, aca­dé­mi­ca, depor­ti­va, y artís­ti­ca­men­te demos­tran­do que el tra­ba­jo muchas veces es mayor que las adver­si­da­des. Por men­cio­nar algu­nos nom­bres, están Dono­van Carri­llo pati­na­dor, Olga Medrano meda­llis­ta de la olim­pia­da de Mate­má­ti­cas, Eli­sa Carri­llo pri­me­ra bai­la­ri­na de la ópe­ra de Ber­lín, Cris­to­bal Gar­cía inno­va­dor tec­no­ló­gi­co creó un ace­le­ra­dor de par­tí­cu­las de bajo cos­to, María del Rosa­rio Espi­no­za atle­ta y meda­llis­ta olím­pi­ca, entre muchos otros soña­do­res y triun­fa­do­res que con su labor hacen que seguir tra­ba­jan­do duro val­ga la pena.

Por ello con­clu­yo que 2016 fue un buen año, a pesar de todas las ver­güen­zas que pudi­mos haber pasa­do, tene­mos que apren­der de ello y mejo­rar la pró­xi­ma, al menos sabe­mos que en Méxi­co no todo está per­di­do aún hay mucho por hacer sólo hay que estar aten­tos cuan­do sea nece­sa­rio.

¿Qué tal si apren­de­mos a fes­te­jar?, ¿qué pasa­ría si nos diver­ti­mos sin dejar de ser cons­cien­tes? Podría­mos pre­pa­rar­nos para que al día siguien­te la cru­da due­la menos.

Por Viri­dia­na Val­dés, estu­dian­te de FCQ UAdeC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *