Loading...
Ciencias Sociales

¡Fuerza, mi México!

Por: Nata­lia S. Ver­duz­co

Entre un som­brío des­te­llo de ago­nía, deses­pe­ra­ción y angus­tia hay un Méxi­co gran­de, más fuer­te de lo que pen­sa­mos: aquel que algún día soña­mos y can­ta­mos des­de el alma hoy está aquí. Y se encuen­tra en lo más pro­fun­do de nues­tra piel, como si estan­do a lo lejos pudié­ra­mos sen­tir a cada uno de los nues­tros, como  per­ci­bir des­de la sen­si­bi­li­za­ción más real lo que hoy sufren muchos.

Sin impor­tar las cir­cuns­tan­cias tene­mos un país de pie. A pesar de que entre escom­bros aún se escu­chan gri­tos de deses­pe­ra­ción, a sabien­das que nos man­tie­ne vivos la soli­da­ri­dad que retum­ba y que sobre todo hace capaz la unión: ahí arri­ba de los mura­les caí­dos hay mexi­ca­nos levan­tán­do­los con sus pro­pias manos.

Se me eri­za la piel de solo con­tem­plar las imá­ge­nes de la gen­te ayu­dan­do, des­de los luga­res del desas­tre has­ta en cada rin­cón de este her­mo­so país. Me due­le pro­fun­da­men­te lo que suce­de pero me recon­for­ta que este­mos en sin­cro­nía de seguir suman­do esfuer­zos para que nues­tro Méxi­co sal­ga ade­lan­te la tra­ge­dia que se vive.

Hoy más que nun­ca Méxi­co nece­si­ta de ti. No decai­ga­mos, no cul­pe­mos ni mucho menos nos rin­da­mos; como dicen Bene­det­ti no te rin­das por favor no cedas aun­que el sol que­me, el mie­do muer­da .Siga­mos de pie, has­ta el últi­mo sus­pi­ro.

Siga­mos plan­tan­do espe­ran­za des­de nues­tra trin­che­ra, con­ti­nue­mos sien­do el país de los gran­des, que el cora­zón siga latien­do y nues­tra ban­de­ra olean­do.

Fuer­za mi Méxi­co.

One comment
  1. J.M.G.Z

    Nun­ca había vis­to algo tan mal escri­to y caren­te de sen­ti­do de alguien de #Orgu­llo­Ju­ris, y vaya que Nata­lia escri­be horri­ble.

    1. “Entre un som­brío des­te­llo de ago­nía…” ¿Som­brío des­te­llo?

    A ver, según la RAE:
    “Som­brío: Dicho de un lugar: De POCA LUZ
    “Des­te­llo: Res­plan­dor vivo y efí­me­ro, RÁFAGA DE LUZ..”

    ¿¿¿Cómo un DESTELLO pue­de ser SOMBRIO (de poca luz) y a la vez ser UNA RÁFAGA DE LUZ???

    ¿Será una espe­cie de luz oscu­ra?

    2. “Y se encuen­tra en lo más pro­fun­do de nues­tra piel”. ¿PROFUNDO de nues­tra PIEL?

    ¿Dón­de es lo pro­fun­do de nues­tra piel, si la piel es el órgano más SUPERIFICIAL, MENOS PROFUNDO de las per­so­nas (toda la “super­fi­cie” de nues­tro cuer­po está cubier­ta de piel, caray)? ¿Los pies?

    3. ¿“Per­ci­bir des­de la sen­si­bi­li­za­ción”?

    ¿No será “per­ci­bir des­de nues­tra SENSIBILIDAD”?

    Tal vez lo que en reali­dad le fal­te sea un dic­cio­na­rio.

    O leer más.

    O escri­bir menos.

    O apren­der a escri­bir.

    O no escri­bir para nada.

    4. “Ahí arri­ba de los MURALES”. ¿Mura­les? ¿Cómo los de Die­go Rive­ra y Oroz­co?

    ¿No que­rrá decir “muros”? ¿Como los muros de los edi­fi­cios que caye­ron? ¿O se cayó Bellas Artes y los mura­les de Die­go Rive­ra que­da­ron des­trui­dos y yo no me ente­ra­do? ¿Es esta una oda a las obras de Rive­ra per­di­das?

    5. ¿“ARRIBA” de los mura­les (que pro­ba­ble­men­te en reali­dad sean muros) caí­dos hay mexi­ca­nos LEVANTANDOLOS”?

    ¿Cómo se levan­ta un “mural” si estás arri­ba de el?

    ¿Tele­qui­ne­sis?

    6. “Para que nues­tro Méxi­co sal­ga ade­lan­te la tra­ge­dia que se vive”.

    NADIE quie­re que nues­tro país “SALGA ADELANTE LA TRAGEDIA”.

    Que­re­mos que sal­ga ade­lan­te DE la tra­ge­dia.

    Bueno, yo sí quie­ro que esta tra­ge­dia de tex­to sal­ga ade­lan­te.

    7. “Nues­tra ban­de­ra olean­do”.

    ¿OLEANDO? ¿Cómo las OLAS del mar? ¿O será ONDENADO, como las demás ban­de­ras?

    ¿Es posi­ble ver seme­jan­tes nume­ro de erro­res e incohe­ren­cias en un tex­to de 240 pala­bras? Sí. 240.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *