Loading...
Opinión

La sobrepoblación animal en las calles: un problema cultural, ambiental y social

María José Dávila, Voluntaria en Brigada Rescate

¿Cuándo fue la última vez que saliste a la calle? A pie, en auto o en transporte público; a donde sea que vayas y como vayas no hace falta esperar mucho para ver algún perrito o gatito vagando sin rumbo en la calle. Perdidos, abandonados, o simplemente nacidos en la calle, abundan. Es un problema que, en primer lugar, ni las autoridades ni la sociedad  hemos reconocido como tal, y por lo tanto no lo hemos sabido analizar objetivamente para poder atacarlo de forma eficiente. Si bien existen fundaciones y rescatistas independientes que con ayuda y donativos de voluntarios han hecho un excelente trabajo para contrarrestar este problema, hacen falta medidas más drásticas que ataquen el problema de raíz y como lo que es: un problema cultural, ambiental y social.

¿Cómo y en qué momento se originó? No sabemos a ciencia cierta, es un problema que tomó gran escala y se salió de control con el paso del tiempo en efecto cadena, sumándole falta de sensibilidad, responsabilidad y consideración para con los animales de compañía. No se trata de un tema de afinidad como mucha gente piensa. “Si no me gustan los perros o los gatos no me incumbe”. La indiferencia también es parte del problema, y la indiferencia viene de la ignorancia, de la apatía. El hecho de tener la calle llena de animales trae problemas tanto para ellos como para nosotros. Ellos contraen enfermedades y mueren de maneras muy crueles, están expuestos al maltrato y a ser llevados a control canino donde son sacrificados cruelmente al cabo de 48 horas, sin mencionar que a demás en la calle se reproducen desmedidamente y el problema solo crece, es un círculo vicioso.

Tener animales vagando en las calles habla de un nivel muy bajo de civilización y responsabilidad en nuestra comunidad. El hecho de que la gente los maltrate y torture (niños, jóvenes, adultos) habla de una sociedad violenta e insensible. ¿Qué trato podemos esperar entre humanos si a los seres más indefensos los tratamos de esa manera? Pero ya les platicaremos de esto en alguna otra ocasión…

Otro factor determinante es la cruza y compra de animales, que si bien es un gran tema no nos adentraremos en él aún, pero vale la pena mencionar que al menos en nuestro país es uno de los principales factores por los que hoy tenemos sobrepoblación de animales en las calles, y hay estudios que lo demuestran. La cruza y compra de animales se ha convertido en un negocio y es manejado como tal; la prioridad no es el animalito, sino la utilidad, y este es tratado como un objeto, un producto fabricado en serie y que puede desecharse con facilidad.

Pero estamos hablando de seres vivos, que sienten, que sufren y que necesitan cuidado y cariño. Comprando y cruzando animales contribuyes a que el negocio crezca y se fortalezca, contribuyes a la crueldad y a la cultura de ver a los animales como un objeto, incluso un accesorio si buscas una raza en específico porque “está de moda”. Es ilógico que estemos consumiendo animales en tiendas, criaderos, o en Internet como compramos cualquier prenda u objeto. Es ilógico que incluso estemos reproduciéndolos nosotros mismos, buscándole “novio/a” a nuestro perrito en Facebook, cuando en nuestra ciudad sacrifican hasta 120 animales en control canino a la semana, y créanme, no es una muerte “bonita”, sí sufren, y sí lo sienten. Los métodos de sacrificio en los rastros en nuestro país no tienen nada que ver con el cuento de la “inyección letal”, son más bien pruebas de lo cruel e insensible que puede llegar a ser la raza humana. Por cada animalito que compras le quitas la oportunidad a muchos que están en la calle. Por cada camada que haces que tenga tu perrita, otras 5 camadas mueren en la calle o llegarán a control canino.

Otro porcentaje de los animales que están en la calle son o derivaron de animales que tenían hogar y se perdieron. Un collar con placa podría hacer la diferencia para tu animalito, para ti y para el índice de animales que están en la calle, pero la gente prefiere esperar a perder a su mascota y verse en la necesidad de publicar una foto suya que diga “Se busca” para tal vez nunca encontrarla y entonces entender la importancia del collar con placa.

¿La solución concreta? No hay fórmula ni receta para acabar con esto de la noche a la mañana. Son muchos factores los que influyen en este problema y cada uno necesita ser muy bien analizado para entenderlo y saber cómo atacarlo de raíz. La gente necesita informarse e involucrarse, entender el problema. La educación a las nuevas generaciones sobre el cuidado de los animales y la responsabilidad de evitar que terminen en las calles y se reproduzcan es vital y es la manera de atacar el problema de raíz. Necesitamos crear una población sensible y responsable. Existen campañas de adopción y esterilización que deberían ser prioridad para todos aquellos interesados en adquirir un animal de compañía y esta sería una manera de poner un granito de arena. Podemos apoyar a fundaciones y rescatistas para que puedan seguir con su labor, siendo voluntarios o enviando donativos.

Brigada Rescate tiene las patas abiertas a todos los que quieran poner su granito de arena. Puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Snapchat como Brigada Rescate Saltillo para enterarte de nuestras actividades. Acércate y pregunta cómo puedes ayudarnos a ayudar. Tenemos jornada de adopción cada dos sábados en las instalaciones de la veterinaria Pets Care de 11:00am a 2:00pm donde puedes conocer a nuestros peludos y encontrar al indicado para ti, la mayoría de nuestros animalitos fueron rescatados de situaciones críticas como abandono, maltrato, enfermedad e incluso de morir en control canino. Tal vez no podemos cambiar el mundo pero sí podemos cambiar el mundo de un animal, #JuntosDejamosHuella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *