Loading...
Arte y CulturaUncategorized

Mujeres y misoginia en la literatura mexicana

Por: David Cár­de­nas

Este 2017 es año espe­cial para la Feria Inter­na­cio­nal del Libro en Artea­ga, debi­do a que cele­bra su XX aniver­sa­rio ofre­cien­do bue­na ofer­ta de libros y temas cul­tu­ra­les a la pobla­ción y (más espe­cí­fi­ca­men­te) a los coahui­len­ses.

Como par­te de la serie de con­fe­ren­cias que se lle­van a cabo en esta fies­ta de las letras, tuve la opor­tu­ni­dad de asis­tir a una muy bue­na char­la sobre el tema que nos com­pe­te y que está plas­ma­do en el títu­lo de este artícu­lo.

Antes de ini­ciar, demos una peque­ña repa­sa­da a la tra­yec­to­ria de la joven mujer que nos hizo el favor de difun­dir su men­sa­je. Est­her M. Gar­cía es Licen­cia­da en Letras Espa­ño­las. Es auto­ra de los siguien­tes libros y más de los men­cio­na­dos a con­ti­nua­ción: La Don­ce­lla Negra (La Regia Car­to­ne­ra, 2010), Sica­rii (El Qui­ró­fano Edi­cio­nes, 2013, Ecua­dor), (IMCS, 2014); La Demoi­se­lle Noi­re (Babel Car­to­ne­ra, 2013), (Koda­ma Car­to­ne­ra, 2015), Bitá­co­ra de muje­res extra­ñas (FETA/CONACULTA, 2014). De igual mane­ra, par­te de su obra ha sido tra­du­ci­da al inglés, al fran­cés y al por­tu­gués.

El día sába­do 29 de abril, en la Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria de la UAdeC en Artea­ga, más deta­lla­da­men­te en el salón Ale­jo Car­pen­tier, Est­her nos rega­ló a los par­ti­ci­pan­tes pre­sen­tes un momen­to de refle­xión y difu­sión sobre un pro­ble­ma gran­de­men­te mar­ca­do hoy en día en la socie­dad mexi­ca­na.

Es bien sabi­do por todos que la mujer aún no ocu­pa un lugar del todo bien mar­ca­do en nues­tra socie­dad con­tem­po­rá­nea. De mane­ra simi­lar, sabe­mos que una socie­dad patriar­cal aún domi­na sobre la socie­dad matriar­cal que muchos años atrás esta­ba impreg­na­da en nues­tras colec­ti­vi­da­des. Se rela­cio­na a las muje­res con lo débil, lo no impor­tan­te, cuan­do es todo lo con­tra­rio, sien­do en muchos casos las muje­res fuer­tes (no en sen­ti­do físi­co) igua­les y has­ta mejo­res en los cam­pos que mala­men­te se le han asig­na­do al hom­bre como par­te de un machis­mo cul­tu­ral y artís­ti­co.

Est­her pri­me­ra­men­te nos men­cio­nó ejem­plos de muje­res que lamen­ta­ble­men­te a su tiem­po no se supie­ron apre­ciar y acep­tar, ya que si en nues­tros días el machis­mo es algo fre­cuen­te, ima­gí­ne­se el lec­tor cómo era esta acti­tud retró­gra­da en los tiem­pos de nues­tros pre­de­ce­so­res.

Como pri­me­ra mujer cul­ta y sobre­sa­lien­te, Est­her nos pre­sen­ta a Sor Jua­na Inés de la Cruz, fémi­na que es de cajón en la lite­ra­tu­ra mexi­ca­na y para el movi­mien­to femi­nis­ta.

Des­pués de escu­char un poco de su bio­gra­fía, anéc­do­tas que rela­tan las asom­bro­sas cosas a las que tenía dere­cho Sor Jua­na y final­men­te su muer­te, vimos a Est­her pla­ti­car tam­bién sus expe­rien­cias estu­dian­do Letras con esta auto­ra y suce­sos de refle­xión sobre el poco inte­rés de muje­res que se ve en la licen­cia­tu­ra que ella esco­gió y que pudo pre­sen­ciar en vivo.

Segui­do de esto pre­sen­cia­mos el gran desen­vol­vi­mien­to de infor­ma­ción que nos rega­ló Est­her sobre las muje­res en la lite­ra­tu­ra, como par­te de esas muje­res le siguió Rosa­rio Cas­te­lla­nos, poe­ta que como se vie­ne dicien­do arri­ba, sufrió la car­ga de un machis­mo en el arte que ella ejer­cía y que ejer­cía muy excep­cio­nal­men­te.

Siguien­do el mis­mo for­ma­to de intere­san­te char­la y plá­ti­ca, se comen­tó la vida de Cas­te­lla­nos y los terri­bles suce­sos que le tocó vivir al ser una muy bue­na y reco­no­ci­da poe­ta así como fuer­te­men­te men­cio­na­da en comen­ta­rios como ser la aman­te de otros poe­tas, comen­ta­rios de hom­bres sin res­pe­to afir­man­do que su muer­te fue una de las más estú­pi­das en la his­to­ria de las muje­res poe­tas y demás jui­cios que a mi pare­cer son de mal gus­to y con fal­ta res­pe­to hacia una gran mujer como fue Rosa­rio.

Est­her nos mos­tró ese des­con­ten­to que sien­te hacia una orga­ni­za­ción don­de son los hom­bres los que domi­nan, (y no por ser “femi­na­zi” sino por­que Est­her nos dio un men­sa­je de equi­dad, se podría decir igual­dad pero, como dijo una seño­ra par­ti­ci­pan­te en la char­la, eso es utó­pi­co).

unnamed

Des­pués de estos ejem­plos de la miso­gi­nia hacia ilus­tres muje­res que die­ron el pri­mer paso hacia un nue­vo pen­sa­mien­to de huma­nos mejo­res, siguió rela­tan­do sus expe­rien­cias en el ámbi­to cul­tu­ral con el machis­mo. Men­cio­nan­do que en otras Ferias del Libro nin­gu­na auto­ra fue invi­ta­da a las mesas de char­la o inau­gu­ra­cio­nes de even­tos que se die­ron, pre­sen­tán­do­se muje­res sólo como ede­ca­nes y ayu­dan­tes que pasa­ban el agua a los seño­res ahí pre­sen­tes, así como pre­sen­cia de casi nin­gu­na mujer que resal­ta­ra en esta boni­ta acti­vi­dad de la escri­tu­ra y lec­tu­ra.

Des­pués de todo esto, noso­tros los par­ti­ci­pan­tes tuvi­mos la opor­tu­ni­dad de apor­tar opi­nio­nes e ideas a la impar­ti­do­ra de esta char­la. Le expre­sa­ron (más que nada las muje­res) el mis­mo des­con­ten­to y expe­rien­cias que habían teni­do de igual for­ma con esta situa­ción peno­sa para noso­tros en socie­dad. Como con­clu­sión, me lle­vé mucho de esta gran char­la, un mejor enten­di­mien­to de las cau­sas del machis­mo mexi­cano y sin duda una tarea: pro­mo­ver el res­pe­to a la mujer y la equi­dad de géne­ro.

2 comments
  1. Edmundo Zárate

    Una char­la magis­tral y fabu­lo­sa, lás­ti­ma que las voces que denun­cian aun sean esca­zas para un tema tan amplio y nece­sa­rio, poco a poco pero a paso segu­ro vamos algu­nos sumán­do­nos al esfuer­zo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *