Loading...
Arte y CulturaUncategorized

Mujeres y misoginia en la literatura mexicana

Por: David Cárdenas

Este 2017 es año especial para la Feria Internacional del Libro en Arteaga, debido a que celebra su XX aniversario ofreciendo buena oferta de libros y temas culturales a la población y (más específicamente) a los coahuilenses.

Como parte de la serie de conferencias que se llevan a cabo en esta fiesta de las letras, tuve la oportunidad de asistir a una muy buena charla sobre el tema que nos compete y que está plasmado en el título de este artículo.

Antes de iniciar, demos una pequeña repasada a la trayectoria de la joven mujer que nos hizo el favor de difundir su mensaje. Esther M. García es Licenciada en Letras Españolas. Es autora de los siguientes libros y más de los mencionados a continuación: La Doncella Negra (La Regia Cartonera, 2010), Sicarii (El Quirófano Ediciones, 2013, Ecuador), (IMCS, 2014); La Demoiselle Noire (Babel Cartonera, 2013), (Kodama Cartonera, 2015), Bitácora de mujeres extrañas (FETA/CONACULTA, 2014). De igual manera, parte de su obra ha sido traducida al inglés, al francés y al portugués.

El día sábado 29 de abril, en la Ciudad Universitaria de la UAdeC en Arteaga, más detalladamente en el salón Alejo Carpentier, Esther nos regaló a los participantes presentes un momento de reflexión y difusión sobre un problema grandemente marcado hoy en día en la sociedad mexicana.

Es bien sabido por todos que la mujer aún no ocupa un lugar del todo bien marcado en nuestra sociedad contemporánea. De manera similar, sabemos que una sociedad patriarcal aún domina sobre la sociedad matriarcal que muchos años atrás estaba impregnada en nuestras colectividades. Se relaciona a las mujeres con lo débil, lo no importante, cuando es todo lo contrario, siendo en muchos casos las mujeres fuertes (no en sentido físico) iguales y hasta mejores en los campos que malamente se le han asignado al hombre como parte de un machismo cultural y artístico.

Esther primeramente nos mencionó ejemplos de mujeres que lamentablemente a su tiempo no se supieron apreciar y aceptar, ya que si en nuestros días el machismo es algo frecuente, imagínese el lector cómo era esta actitud retrógrada en los tiempos de nuestros predecesores.

Como primera mujer culta y sobresaliente, Esther nos presenta a Sor Juana Inés de la Cruz, fémina que es de cajón en la literatura mexicana y para el movimiento feminista.

Después de escuchar un poco de su biografía, anécdotas que relatan las asombrosas cosas a las que tenía derecho Sor Juana y finalmente su muerte, vimos a Esther platicar también sus experiencias estudiando Letras con esta autora y sucesos de reflexión sobre el poco interés de mujeres que se ve en la licenciatura que ella escogió y que pudo presenciar en vivo.

Seguido de esto presenciamos el gran desenvolvimiento de información que nos regaló Esther sobre las mujeres en la literatura, como parte de esas mujeres le siguió Rosario Castellanos, poeta que como se viene diciendo arriba, sufrió la carga de un machismo en el arte que ella ejercía y que ejercía muy excepcionalmente.

Siguiendo el mismo formato de interesante charla y plática, se comentó la vida de Castellanos y los terribles sucesos que le tocó vivir al ser una muy buena y reconocida poeta así como fuertemente mencionada en comentarios como ser la amante de otros poetas, comentarios de hombres sin respeto afirmando que su muerte fue una de las más estúpidas en la historia de las mujeres poetas y demás juicios que a mi parecer son de mal gusto y con falta respeto hacia una gran mujer como fue Rosario.

Esther nos mostró ese descontento que siente hacia una organización donde son los hombres los que dominan, (y no por ser “feminazi” sino porque Esther nos dio un mensaje de equidad, se podría decir igualdad pero, como dijo una señora participante en la charla, eso es utópico).

unnamed

Después de estos ejemplos de la misoginia hacia ilustres mujeres que dieron el primer paso hacia un nuevo pensamiento de humanos mejores, siguió relatando sus experiencias en el ámbito cultural con el machismo. Mencionando que en otras Ferias del Libro ninguna autora fue invitada a las mesas de charla o inauguraciones de eventos que se dieron, presentándose mujeres sólo como edecanes y ayudantes que pasaban el agua a los señores ahí presentes, así como presencia de casi ninguna mujer que resaltara en esta bonita actividad de la escritura y lectura.

Después de todo esto, nosotros los participantes tuvimos la oportunidad de aportar opiniones e ideas a la impartidora de esta charla. Le expresaron (más que nada las mujeres) el mismo descontento y experiencias que habían tenido de igual forma con esta situación penosa para nosotros en sociedad. Como conclusión, me llevé mucho de esta gran charla, un mejor entendimiento de las causas del machismo mexicano y sin duda una tarea: promover el respeto a la mujer y la equidad de género.

2 comments
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *