Loading...
Uncategorized

Reciben acreditación CIEES licenciaturas de la UAdeC

En una entre­ga sim­bó­li­ca den­tro de la sala de semi­na­rios Emi­lio J. Tala­más en la uni­dad cam­po redon­do de la UAdeC se hizo reco­no­ci­mien­to de los pro­gra­mas edu­ca­ti­vos acre­di­ta­dos por los CIEES.

Des­pués de una ardua tarea de pre­pa­rar a los plan­te­les de las facul­ta­des de Inge­nie­ría, Cien­cias de la Edu­ca­ción y Huma­ni­da­des, Juris­pru­den­cia y Cien­cias Físi­co Mate­má­ti­cas y las escue­las de Artes plás­ti­cas “Rubén Herre­ra” y Cien­cias Socia­les, los direc­to­res de estas ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas acu­die­ron a la sala de semi­na­rios Emi­lio J. Tala­más para reci­bir el reco­no­ci­mien­to que los ava­la como acre­di­ta­dos por par­te de los Comi­tés Inter­ins­ti­tu­cio­na­les para la Eva­lua­ción de la Edu­ca­ción Supe­rior.

Con una mesa de honor pre­si­di­da por el Rec­tor de la Uni­ver­si­dad, el lic. Blas José Flo­res Dávi­la, don­de ade­más estu­vie­ron el maes­tro Octa­vio Pimen­tel, el Dr. Luis Gutié­rrez, el Dr. Edgar Braham  y el Dr. Artu­ro Rodrí­guez se hizo una entre­ga de los mar­cos de reco­no­ci­mien­to nivel 1 con dura­cio­nes de 2 a 5 años.

Este acto fue la cul­mi­na­ción de una labor empren­di­da hace apro­xi­ma­da­men­te un año don­de algu­nas de las ins­ti­tu­cio­nes bene­fi­cia­das con la acre­di­ta­ción se enfren­ta­ron a cam­bios y mejo­rías tan­to de las ins­ta­la­cio­nes de las mis­mas has­ta de refor­mas curri­cu­la­res, ade­más de visi­tas y viso­rías de per­so­nal capa­ci­ta­do para eva­luar si los plan­te­les esta­ban en regla para reci­bir el reco­no­ci­mien­to.

El rec­tor de la uni­ver­si­dad, Blas Flo­res Dávi­la recal­có la impor­tan­cia de una acre­di­ta­ción como esta debi­do a que bene­fi­cia a los alum­nos y los pre­pa­ra más inte­gral­men­te para el cam­po labo­ral, posi­cio­na a la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma de Coahui­la como un refe­ren­te de cali­dad edu­ca­ti­va, ade­mas de que per­mi­te cono­cer sus for­ta­le­zas y enfren­tar­se a la eva­lua­ción para hacer un pro­ce­so de auto­crí­ti­ca don­de se pue­dan cono­cer las debi­li­da­des de los pro­gra­mas y vis­lum­brar un camino para eli­mi­nar­las.

 

Por: Redac­ción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *