Loading...
A dónde ir

¡Salud, Generala!

Entre el des­ho­je de los árbo­les en Sep­tiem­bre, sur­ge en el cen­tro de la ciu­dad, la idea de una cer­ve­za arte­sa­nal que dé iden­ti­dad a Las Deli­cias de mi Gene­ral, ese rin­con­ci­to de la calle Juan Anto­nio de la Fuen­te que sir­ve pla­ti­llos tra­di­cio­na­les riquí­si­mos. Y la razón de que sea una cer­ve­za, el pro­duc­to “de la casa” es por­que su due­ña bien lo sabe: “Una bue­na cer­ve­za siem­pre será moti­vo de fies­ta.”

Entre varias opcio­nes para dar­le nom­bre, La Gene­ra­la sur­ge como un resal­te a la for­ta­le­za y femi­nei­dad, eli­mi­nan­do la idea de que la cer­ve­za es una bebi­da para embo­rra­char­se de los hom­bres, y bus­ca gene­rar una cul­tu­ra del buen beber para demos­trar que la cer­ve­za como un buen vino se pue­de dis­fru­tar por cual­quie­ra y se pue­de apre­ciar sin la nece­si­dad del abu­so. Así, es como logra­ron recrear en este nom­bre y en su dise­ño, todos los ingre­dien­tes y ele­men­tos de la comi­da que sir­ven, bajo un con­cep­to feme­nino que aun­que mues­tre lige­re­za, no deno­ta debi­li­dad.

El pro­yec­to quie­re que quie­nes vayan a Las Deli­cias de mi Gene­ral, ten­gan la opor­tu­ni­dad de dis­fru­tar unas enmo­la­das (y quién me lea, por favor sién­ta­se libre de cam­biar mi pla­ti­llo favo­ri­to por el suyo) y poder acom­pa­ñar­la de una riquí­si­ma cer­ve­za lige­ra, ser­vi­da en un tarro hela­do y con una roda­ji­ta de naran­ja fres­ca sobre el, que logra ser el con­tras­te per­fec­to para los fuer­tes sabo­res del pla­ti­llo.

El equi­po y fami­lia que for­man este lugar, se rigen por la filo­so­fía de dar­se la mano entre los peque­ños, lo que impli­ca, ayu­dar­se entre empre­sa­rios y pro­duc­to­res loca­les, aque­llos que inten­tan colo­car a los pro­duc­tos sal­ti­llen­ses en algo que vale la pena inver­tir y con­su­mir, sien­do la gran cali­dad lo que los carac­te­ri­za.

Bajo este apo­yo a la pro­duc­ción y con­su­mo local, des­de hace apro­xi­ma­da­men­te dos años se dis­pa­ra y da de qué hablar un movi­mien­to cer­ve­ce­ro en la ciu­dad , que es muy impor­tan­te para este pro­yec­to, pues par­ti­ci­pan gran­des cer­ve­ce­ras expo­nen­tes de él, como lo es Rebe­lión,  con quien ini­cial­men­te se tra­ba­jó y SLW,  el res­pon­sa­ble de la mate­ria­li­za­ción de esta nue­va cer­ve­za arte­sa­nal y que le da, al igual que a la “Mami­ta Alví­rez” y a la “Zapa­li­na­mé Soul”, por men­cio­nar algu­nas, su carac­te­rís­ti­co con­cep­to local.

Así per­fec­ta para acom­pa­ñar nues­tro anto­ji­to mexi­cano favo­ri­to que ofre­ce el lugar y bajo la músi­ca inmor­tal de Chá­ve­la Var­gas, nace La Gene­ra­la, una Ame­ri­can Lager crea­da por pro­duc­to­res Sal­ti­llen­ses que logran embo­te­llar a Las Deli­cias de mi Gene­ral y la esen­cia que tie­ne de ser una fami­lia que com­par­te el gus­to por hacer lo nece­sa­rio para que per­ma­nez­ca la comi­da tra­di­cio­nal y case­ra mexi­ca­na, res­pe­tan­do el ori­gen que tie­ne cada pla­ti­llo, por­que algo es bas­tan­te cla­ro para ellos:

Aun­que exis­tan miles de ten­den­cias que ter­mi­nan por pasar, hay algo que nun­ca lo hará y eso es lo nues­tro; el ori­gen y el carác­ter que nos defi­ne como ciu­dad y como país, eso no se pue­de cam­biar.”

Por: Fer­nan­da López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *