Loading...
Opinión

Si la historia se repite, no hemos aprendido la lección

Sep­tiem­bre de 1981. Ric­ci e Pove­ri encan­ta­ban al mun­do con el éxi­to “Sarà per­ché ti amo”, en Méxi­co un niño de 11 años lla­ma­do Luis Miguel arran­ca­ba su carre­ra con el famo­so ver­so “Men­ti­ra que me quie­res mucho”,  y 2 per­so­na­jes cla­ve para el desa­rro­llo del mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral gana­ban popu­la­ri­dad des­pués de sufrir aten­ta­dos con­tra su vida. Me refie­ro al Pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos, Ronald Reagan y al Papa Juan Pablo II.

Mien­tras millo­nes de fami­lias en nues­tro país se dis­traían con la famo­sa tele­no­ve­la “El Dere­cho de Nacer”, Méxi­co hacía fren­te a una gra­ve cri­sis ener­gé­ti­ca pro­vo­ca­da por el des­cen­so de los pre­cios del petró­leo a nivel glo­bal y a la mala admi­nis­tra­ción del Gobierno Fede­ral. El enton­ces Direc­tor de PEMEX y ami­go per­so­nal del Pre­si­den­te, Jor­ge Díaz Serrano era remo­vi­do de su encar­go por inten­tar bajar los pre­cios del petró­leo y el Direc­tor de la Poli­cía, Artu­ro “El Negro Dura­zo” vivía en medio del escán­da­lo debi­do al supues­to enri­que­ci­mien­to ilí­ci­to duran­te su ges­tión.  Ante la tem­pes­tad, López Por­ti­llo escri­bía en su dia­rio per­so­nal: “Si los pro­ble­mas del país son polí­ti­cos, el dedo se incli­na­rá por Javier Gar­cía Pania­gua, Secre­ta­rio de la Refor­ma Agra­ria, si son eco­nó­mi­cos el ele­gi­do será el Secre­ta­rio de Pro­gra­ma­ción y Pre­su­pues­to, Miguel de la Madrid”

El resul­ta­do es cono­ci­do por todos. Ese año Méxi­co expe­ri­men­tó una amar­ga deva­lua­ción de más del 76% y el des­ta­pe del coli­men­se Miguel de la Madrid Hur­ta­do, quien con una cam­pa­ña basa­da en “La Reno­va­ción Moral de la Socie­dad” ganó la con­tien­da por la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca.

De la Madrid, abo­ga­do, nun­ca había ocu­pa­do un car­go de elec­ción popu­lar. Su mili­tan­cia en el PRI era poco cono­ci­da por los acto­res polí­ti­cos y su desem­pe­ño como Secre­ta­rio fue opa­co ante la cri­sis nacio­nal.

Hoy la situa­ción polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca no es muy dife­ren­te a la de 1981, vivi­mos con una alza cons­tan­te de los pre­cios de los com­bus­ti­bles y por con­si­guien­te de la canas­ta bási­ca, expe­ri­men­ta­mos un deva­lua­ción del peso de más del 65%, y por si no fue­ra poco los titu­la­res de dia­rios y noti­cie­ros solo hablan de los des­fal­cos de los gober­na­do­res y los miles de muer­tos oca­sio­na­dos por la gue­rra con­tra el cri­men orga­ni­za­do.

Por pri­me­ra vez en una gene­ra­ción, millo­nes de jóve­nes mexi­ca­nos vivi­mos el ambien­te de ten­sión polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca oca­sio­na­do por el des­ta­pe del pró­xi­mo can­di­da­to pre­si­den­cial del Par­ti­do Revo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal. Se rumo­ra en los cafés y en las depen­den­cias de Gobierno que “el tapa­do es Mea­de” o que “Oso­rio Chong es el can­di­da­to de los gober­na­do­res” sin embar­go, vien­do el camino reco­rri­do por las ins­ti­tu­cio­nes mexi­ca­nas ¿Qué nos espe­ra?

Hoy, el Pre­si­den­te Peña Nie­to a dife­ren­cia de sus ante­ce­so­res, no ele­gi­rá a su suce­sor, ele­gi­rá al con­ten­dien­te del Revo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal. La aper­tu­ra demo­crá­ti­ca para la par­ti­ci­pa­ción de can­di­da­tos inde­pen­dien­tes, la amplia difu­sión de infor­ma­ción en las redes socia­les y el des­per­tar de con­cien­cias de los ciu­da­da­nos pro­vo­can un esce­na­rio elec­to­ral por demás intere­san­te. Como mexi­ca­nos y como jóve­nes no pode­mos per­mi­tir que el país se des­mo­ro­ne en nues­tras manos, ya lle­gó el tan anhe­la­do momen­to de nues­tra gene­ra­ción, ¿apren­di­mos la lec­ción o es nece­sa­rio vivir­la de nue­vo?

 

Por: José María Her­nán­dez Pra­do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *