Loading...
Cine

Thor Ragnarok: el triunfo de la forma sobre el fondo

Por: Paola Salazar

Ragnarok: esta palabra nos remite a la mitología nórdica, donde el universo se enfrenta a una batalla en la que el inminente fin de una era es el comienzo de una profecía, donde dioses y gigantes se encuentran en medio de una guerra de la cual vencedores y vencidos actúan a favor de un nuevo comienzo. En pocas palabras: una historia épica.

Tomando en cuenta este preámbulo supondríamos que el Ragnarok pasaría por las películas de Thor de una manera colosal e impresionante, mostrando a cada personaje con una evolución y madurez suficiente, resultado de las ocasiones anteriores en las que hemos tenido la oportunidad de apreciarlos… lamentablemente no sucede así.

Taika Waititi, guionista de Moana, sitúa a nuestro querido Dios del trueno fuera de la tierra en dos planetas diferentes: Asgard y Sakaar. Exceptuando una secuencia desarrollada en la tierra, demasiado apresurada para introducir a la villana y hermana de Thor, Hela, el resto de la cinta se lleva a cabo de manera constante, pero frenada por secuencias lentas y poco memorables para una película de Marvel.

Aunque llegamos a creer que veríamos una película más de superhéroes, Thor Ragnarok nos sorprende con un tono muy diferente. Estamos frente a una comedia nórdica con alienígenas, naves y secuencias de acción muy bien logradas. Al mismo tiempo nos permite ver y entender un poco más de la historia de Thor y Hela y por qué las películas pasadas no funcionaron como las demás cintas de esta casa productora. Asgard y sus gobernantes escondían un pasado oscuro como todas y cada una de las películas relacionadas con Disney donde al final siempre hay un héroe, el único con buenos sentimientos de la familia.

Teniendo las posibilidades de hacer de esta película un filme un poco más maduro y descriptivo para prepararnos para futuros estrenos, nos encontramos con una premisa muy básica y aburrida en muchos momentos. El universo de Marvel se ha llenado de producciones hechas a base de fórmula y Thor Ragnarok no es la excepción, sólo que aquí tratan de ocultarlo con dos horas de humor sin sentido.

Fuera de que la película es extremadamente simple y que logran maquillarla con excesivos efectos especiales, no deberíamos tomarla enserio,  podríamos decir que es una broma pero ¿No se supone que todas las películas de superhéroes lo son? Al parecer Thor Ragnarok es la primera y única que sabe que lo es y lo aprovecha.

El problema aquí es la poca fidelidad con los personajes, donde Thor se convierte en un Tony Stark del espacio, Hulk se vuelve civilizado sin explicación alguna, Loki nos decepciona con su falta de inteligencia y se aprovecha muy poco el personaje de Hela.

Al final de todo Thor Ragnarok no crea una simbiosis entre su trama y sus personajes dejando al espectador con la idea de haber visto una comedia con muchas explosiones en lugar de una película de superhéroes.

Calificación: 3 estrellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *