Loading...
Ciencia y Tecnologia

“Zacua” Automóvil eléctrico y mexicano: ¿Buena opción?

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir al Foro de Talento y Energía organizado por el Clúster de Energía A.C. donde se llevó a cabo la presentación de ‘’Zacua’’ el primer auto eléctrico y de marca mexicana.  En general causó mucha expectativa entre el público asistente, aunque resultó decepcionante que no develaran un ejemplar de manera física.

Jaime Martínez, presidente ejecutivo de la empresa motores limpios, explicó que la marca fue diseñada desde hace 17 años y que en su nombre lleva encarnada la esencia mexicana,  tomando la palabra náhuatl ‘’Zacua’’ que es utilizada para nombrar al ave psarocolius montezuma, misma que inspiró el logotipo principal de la compañía, en el que aparece un ave estilizada que representa a la Zacua.

Hay dos modelos disponibles, el M2 y M3, ambos vehículos de dos plazas que comparten características mecánicas y varían únicamente en su tamaño. (Distancia entre ejes) Estos ejemplares requieren 8 horas para cargar su batería al 100% que según la compañía asegura rinde el recorrido de 160km. Cuentan con un pequeño motor eléctrico de 34kw lo que se traduce a 45 hp/s, frenos de disco, sistema ABS, suspensión independiente,  pesan alrededor de 380kg y cuentan con una consola que permite el acceso a navegación, redes sociales y por supuesto un sonido envolvente.

Zacua lanzó unidades limitadas y planea tener 300 vendidas para el año 2019, el concepto general del auto es aportar movilidad y reducir la contaminación en las grandes ciudades.

Observaciones Positivas

  • Movilidad: Sin duda nos encontramos en constante crecimiento, lo que lleva a que las ciudades capitales o industriales padezcan de un tráfico terrible que además de causar estrés implica un gasto adicional para el acondicionamiento de vialidades de la administración pública. Utilizar autos compactos podría agilizar la movilidad de la población.
  • Ecología: Además de ser eléctrico y reducir las emisiones provenientes de combustibles fósiles, disminuye la contaminación auditiva proveniente de su mecánica y promete reutilizar las baterías que consuma alrededor de su mantenimiento.
  • Economía: La marca promete que a largo plazo el mantenimiento y aportación a consumo de este automóvil eléctrico es menos costoso que uno con motor convencional, destacando la existencia de un convenio con la Comisión Federal de Electricidad para instalar un medidor especial en la casa del usuario para mantener baja la tarifa eléctrica.
  • Concepto nacional: Sin duda lo más valioso es la intención de colocar una marca de origen mexicano en un mercado en el que estamos atrasados, destacando por supuesto la filosofía ‘’zacua’’ al nombrar a los vehículos y crear el logotipo oficial de la marca.

 

Observaciones Negativas

 

  • Tamaño: Los modelos M2 y M3 son a dos plazas lo que no resulta conveniente para una familia promedio mexicana, además de que son muy pequeños y podrían resultar incómodos para personas que miden 1:80 o más.
  • Adquisición, limitaciones y refacciones: fue un auto pensado para CDMX y por ende sólo se ofertan ejemplares al centro del país, además las refacciones y servicios únicamente están disponibles en la sede de la empresa vendedora, lo que hace más incómodo su mantenimiento, anexo, al rendimiento limitado de su batería y la especialidad de su cargador, que dificulta el traslado de una ciudad a otra en tu vehículo.
  • No es tan mexicano: A pesar de que fue anunciado como un auto enteramente nacional, la mayoría de sus componentes son importados. Aunque su ensamble si se realiza enteramente en nuestro país.
  • Precio: El costo es elevado para un auto que no cumple con todas las normas de seguridad al no contar con bolsas de aire. Los competidores de la marca ofrecen mejores opciones de equipamiento a un costo similar.

 

Conclusiones

Las intenciones de la marca Zacua me parecen formidables y como ambientalista y patriota deseo que su gran esfuerzo evolucione hasta lograr perfeccionar sus áreas de oportunidad, pudiendo competir con las grandes empresas como TESLA,  aportando vehículos y servicios que cubran nuestras necesidades.

 

Hay quienes a pesar de todos los beneficios expuestos, y de proclamarnos ambientalistas, necesitamos vehículos grandes de trabajo (camionetas) con mucho más fuerza en el motor o quienes simplemente preferimos disfrutar el sonido y aroma de conducir un clásico v8 de bloque grande a carburador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *